Debate Jorge Prats – Muñiz pica y se abre…

El veto del presidente Danilo Medina a la ley Loma Miranda parque nacional ha provocado un interesante debate en los medios digitales sobre el contenido político de la decisión de vetar la ley y el marco institucional dominicano.

El debate, hasta ahora, se ha llevado a cabo con las siguientes participaciones:

Cristóbal Rodríguez, defiende la decisión del Presidente entendeindo que la ley constituía una medida extrema e irrazonable ya que habría otras formas de proteger Loma Miranda, sin afectar derechos adquiridos de particulares (Falcondo). De igual forma, este autor entiende que la decisión de la mayoría solo debe seguirse cuando va acorde con los preceptos constitucionales.

En una línea similar, Eduardo Jorge Prats, entiende que para el funcionamiento de una democracia, es muy importante que los órganos de Estado se apeguen a la institucionalidad y tomen decisiones basadas en lo que prescriben las normas, y no buscando popularidad. Asimismo, califica como populismo anticonstitucional, aquellas visiones que critícan el contenido político del marco institucional dominicano.

En el lado opuesto, Anselmo Muñiz, crítica la posición de Cristóbal Rodríguez y Eduardo Jorge P. por entender que su relato oculta el contenido político específico del veto presidencial. Muñiz argumenta que ningún marco institucional es neutral, sino que representa intereses y valores ético-políticos específicos.

Por su parte, Jaime Rodríguez, apunta que la postura de Jorge Prats y Cristóbal Rodríguez conduce a una “alienación jurídica de la democracia”, en la cual las consideraciones técnico-jurídicas de los tecnócratas silencian y sustituyen la voluntad popular. Asimismo, argumenta que la institucionalidad refleja unos intereses políticos específicos, por lo que no puede tratarse como neutral u objetiva.

En la misma línea de los últimos dos, Bartolomé Pujals, crítica la construcción de un “constitucionalismo para llevar” que se sustenta en el establecimiento del neoliberalismo como “pensamiento único”. Así, este constitucionalismo para llevar no cuestiona los valores e intereses políticos detrás del “pensamiento único”, sino que los da por hecho como el único contenido político válido, y luego trata de justificarlo mediante argumentos técnico-jurídicos, que benefician a los más poderosos.

Por otro lado, Carlos Morel, argumenta que la construcción de una democracia fuerte requiere un serio cuestionamiento de la institucionalidad dominicana, entendiendo que la misma no se ha construido dentro de un marco democrático, si no que tiene un fuerte contenido autoritario. Esto le lleva a considerar que antes de justificar una decisión por su apego a la institucionalidad, es necesario preguntarnos ¿es esa la institucionalidad que queremos?

A continuación, en orden cronológico, se puede acceder a los artículos de cada uno de los participantes:

1. La observación a la Ley sobre Loma Miranda, publicado el 4 de septiembre de 2014 por Cristóbal Rodríguez.

2. Veto presidencial, Constitución y Loma Miranda, publicado el 5 de septiembre de 2014 por Eduardo Jorge P.

3. Loma Miranda: los límites del constitucionalismo, publicado el 5 de septiembre de 2014 por Anselmo Muñiz.

4. Loma Miranda y el populismo anticonstitucional, publicado el 12 de septiembre de 2014 por Eduardo Jorge P.

5. Jorge Prats, el constitucionalismo antipopular y la ley de Godwin, publicado el 13 de septiembre de 2014 por Jaime Rodríguez.

6. ¿Qué es lo político?: Una respuesta a Jorge Prats, publicado el 14 de septiembre de 2014 por Anselmo Muñiz.

7. Loma Miranda y el Constitucionalismo Prêt-à-Porter, publicado el 16 de septiembre de 2014 por Bartolomé Pujals.

8. ¿Por qué debatir la institucionalidad dominicana?, publicado el 16 de septiembre de 2014 por Carlos Morel.

Nuestro Tiempo

Más artículos por Nuestro Tiempo

Nuestro Tiempo es un dispositivo de RAP para comunicar y recibir ideas políticas y culturales.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to friend